Categorias: SEO

Guía fácil para entender el SEO orgánico #infografía

Desde Posicionamiento Web Systems queremos presentarte esta guía fácil para entender el SEO orgánico. Con la ayuda de la infografía que te mostramos al final del texto explicaremos qué es y por qué te conviene invertir en estrategias de posicionamiento natural en lugar de utilizar prácticas artificiales en tu sitio web. Sabemos que te interesa saber más sobre el tema, en especial si apenas estás dando tus primeros pasos dentro de este mundo, así que te invitamos a que continúes leyendo este post.

¿Qué es el SEO?

El posicionamiento Web es el lugar que ocupa un sitio dentro de los resultados de un buscador cuando un usuario realiza una búsqueda a través de este. Mientras más arriba esté en el ranking hay más probabilidades de que el sitio reciba una nueva visita. Pero, ¿qué es el SEO? Para llegar a los primeros lugares se aplica un conjunto de técnicas de optimización que ayudan a mejorar la visibilidad. Estas metodologías son las que conocemos como Search Engine Optimization (SEO).

Los objetivos de aplicar técnicas SEO en el sitio web incluyen aumentar el número de visitantes de calidad a través de los motores de búsqueda. Estos usuarios llegarán a través de la búsqueda de palabras claves específicas que hemos definido para nuestro sitio en general y para cada una de las páginas que lo conforman.

Al mejorar la visibilidad de la web tienes más posibilidades de conseguir esas visitas. De hecho, estudios confirman que 9 de cada 10 clics hacia un sitio se producen en la primera página de resultados del buscador. Entonces, la meta de las estrategias SEO es llegar ahí.

Para ello hay que entender que los motores de búsqueda actualizan cada cierto tiempo sus algoritmos que son los criterios que evalúan al momento de rastrear, indexar y posicionar una Web. Son más de 100 factores que se toman en cuenta y estos varían; sin embargo, hay un conjunto de factores claves de SEO con los que te puedes guiar.

Conceptos básicos para entender el SEO

La optimización para motores de búsqueda es un proceso complejo. Por ello es necesario comprender una serie de conceptos que forman parte de este trabajo. Algunos ya los hemos mencionado a lo largo del post.

  • Motores de búsqueda. También se conocen como buscadores y son los que ubican y ordenan el contenido en Internet. Muestran la información de acuerdo a los términos de búsqueda que utilicen los usuarios.
  • Ranking. Es el lugar que ocupa una página en la SERP.
  • SERP. Hace referencia a la página de resultados de los motores de búsqueda. En inglés: Search Engine Results Pages.
  • Keywords. Es el término en inglés para palabras clave. Son los términos que utilizas para optimizar cada una de las páginas de tu web, a través de los que quieres generar tráfico.
  • Algoritmo. Es la fórmula o el conjunto de reglas que aplican los buscadores para calificar una página.
  • Autoridad. Se trata de la importancia que le da el buscador a una página.
  • Backlink. Los enlaces entrantes desde un sitio externo hacia una página.
  • Link building. Es una práctica a través de la que se consiguen enlaces para aumentar la autoridad y mejorar el posicionamiento web.
  • Sitemap. El mapa del sitio es un archivo que incluye todas las páginas de un sitio. Esto facilita que los robots del buscador las rastreen e indexen.
  • Robot.txt. Es un archivo en el que se le indica a los robots qué páginas quieres que se indexen y cuáles no.

¿Qué no es SEO orgánico?

Los negocios hacen lo posible para estar entre los primeros lugares de las páginas de resultados. Para ello a veces recurren a prácticas que no son bien vistas por el buscador o a ciertas estrategias de pago.

El posicionamiento en Google se logra de forma orgánica. Pero también podrías aparecer en la primera página de resultados si recurres a los avisos de pago con Google AdWords. En este punto hay que diferenciar SEO de SEM (Search Engine Marketing) que es el posicionamiento publicitario.

Existe el SEO artificial promete resultados rápidos pero irreales y poco sostenibles en el tiempo. Tiene como meta manipular los resultados del buscador y engañar al algoritmo para que lo ubique entre los primeros sitios. Se trata de metodologías riesgosas porque, si bien pueden llegar a funcionar a corto plazo, van en contra de las directrices de Google. Por lo que pueden resultar en penalizaciones de las que luego costará aún más trabajo librarse.

¿Qué tácticas de black hat SEO debes evitar?

Para mantenerte del lado bueno del SEO necesitas cumplir con ciertos criterios de calidad y evitar esas prácticas que solo dañarán la reputación de tu sitio. Entre ellas mencionamos las siguientes:

  • No utilices contenido duplicado dentro de tu sitio, aún cuando sea de tu autoría. En el momento en que Google detecte varias páginas con el mismo contenido, ganarás una penalización.
  • Mostrar a los buscadores una versión del sitio distinta a la que ven los usuarios también es considerado SEO black hat.
  • Todo el contenido que publiques en el sitio debe ser de calidad. Tus post deben dar una respuesta certera a la búsqueda del usuario, si tiene poco valor no será bueno para tu posicionamiento.
  • Promocionar el sitio a través de enlaces pagados. Y hacer spam en foros o blogs dejando comentarios poco valiosos o solo con un link hacia la web también está considerado como una práctica errónea y propensa a penalizaciones.
  • Evita el intercambio de enlaces y pagar para publicar en otros blogs con links hacia tu sitio.
  • Prescinde del uso excesivo de palabras claves o keyword stuffing. La densidad de palabras claves no debe ser mayor al 3 % del total del texto, además puedes emplear variaciones para no repetirlas siempre.

El SEO orgánico asegura resultados duraderos

Aplicar los métodos que mencionamos antes pueden darte resultados a corto plazo, pero una vez que el algoritmo del buscador los detecte ya no te servirá de nada. Al contrario, tendrás que comenzar a trabajar mucho más para recuperar el tiempo y la reputación perdida.

En cambio, el SEO orgánico requiere un trabajo cuidadoso, hecho por personas que tengan conocimiento sobre el tema y que al final se verá recompensado por los motores de búsqueda. A diferencia del SEO artificial es seguro y no corre el riesgo de recibir penalizaciones si está bien hecho. Asimismo, los resultados se mantendrán en el tiempo.

Otra característica del SEO orgánico es que ofrece contenido de valor no solo pensado para los buscadores, sino también para el usuario. Y esto hace que las publicaciones sean de mayor calidad, apoyando el posicionamiento web.

Guía fácil para entender el SEO orgánico

En este punto ya entendemos que el SEO son las técnicas de optimización que aplicamos para hacer que una página web sea indexada. Y no solo esto sino que aparezca en los primeros lugares de los resultados de los motores de búsqueda. Para que esto suceda, los robots de Google o de otros motores cumplen con tres pasos: rastreo, indexación y publicación.

Al aparecer en los primeros lugares de la SERP le damos más visibilidad a la web. Y con ello apoyamos la estrategia de marketing. El objetivo final, entonces, es conseguir mayores conversiones.

El ranking en la página de resultados depende de muchos factores. Entre estos podemos mencionar las palabras claves, autoridad de dominio, enlaces entrantes, entre otras prácticas.

Para que la optimización de motores de búsqueda dé resultados hay que estar atentos a los diversos cambios de algoritmo. Todos los años Google, que es el buscador más utilizado en el mundo, hace ajustes en su forma de evaluar las páginas. Esto provoca que las web suban o bajen de ranking de acuerdo cómo se adaptan a esas normas.

Describiremos el proceso de indexación para comprender mejor cómo funciona el posicionamiento web.

¿Cómo se indexa una página web?

El proceso para que una página sea indexada comienza desde el momento de su publicación. Los robots rastrean la información que hay en esta, la clasifican, la archivan y le otorgan una puntuación. Ese puntaje será lo que determinará la posición en la página de resultados.

Los robots por sí mismos no saben rápido de la publicación de una nueva página. Necesitan ayuda para ubicarla y llegar hasta ella. Esto lo hacen a través de los enlaces y tu puedes indicarselo.

En cuanto a los enlaces pueden ser links provenientes de otros sitios o de otras páginas dentro de la misma web. En otras palabras, estos marcan la ruta por la que se mueven los bots de los buscadores. De esta manera, no solo encuentran las páginas nuevas, sino que detectan cambios en las que ya están indexadas.

Además de tener una buena estructura de enlaces hay otras formas de conseguir que los robots indexen una web. Para ello es necesario darle de alta en Google Search Console y así le dices a Google que esa página existe. El sitemap y el archivo robot.txt también facilitan el rastreo e indexación en el buscador.

Estrategias para apoyar el SEO orgánico

Para entender el SEO orgánico debes saber que este se divide en dos partes fundamentales: El SEO on-page y SEO off-page. Cada uno incluye técnicas que debemos aplicar para mejorar el posicionamiento de nuestra web.

En esta guía para principiantes de SEO te ayudaremos a comprender cada una y señalaremos las acciones básicas que debes aplicar.

SEO on-page

El SEO on-page son todas aquellas acciones que llevas a cabo dentro de tu propia web. El objetivo es optimizar el sitio para mejorar su posicionamiento.

En este punto hay que mencionar el contenido web y su importancia. Todo lo que publiques en el sitio debe ser de calidad y estar optimizado. No importa los formatos que utilices, debes prestar atención a todos los detalles que puedan afectar el rastreo de cada página. Por ejemplo, la velocidad de carga, tamaño de las imágenes, estructura, entre otros.

Entre los aspectos que debes tomar en cuenta están:

  • Optimizar los metadatos (título y descripción) del sitio y de cada página. Para ello hay que utilizar las palabras claves por las cuales desees que te encuentren.
  • Utiliza URLs amigables, que contengan las keywords, sin símbolos ni signos de puntuación, ni artículos ni preposiciones.
  • Estructura tus publicaciones de manera que sea fácil de leer con el uso de etiquetas h1, h2, h3, h4… en los encabezados.
  • Cuida la velocidad de carga del sitio.
  • Elimina los enlaces rotos.
  • Ten un sitemap o mapa del sitio para que Google lo indexe con más facilidad. Manténlo actualizado.
  • Cuidar la arquitectura del sitio, asegurándote de que tiene una jerarquía lógica.
  • Utilizar el protocolo HTTPS que indica que se trata de una web segura.
  • Optimiza las imágenes que publiques en el sitio, ya que los motores también las rastrean. Y si son muy pesadas afectarán la velocidad de carga.
  • Aplica una estrategia de enlaces internos para transmitir la autoridad de dominio entre las páginas del sitio.

SEO off-page


El SEO off-page son aquellas estrategias que se aplican fuera del sitio web. Están destinadas a aumentar su popularidad en Internet y, con ello, su autoridad y posicionamiento. Dentro de las estrategias de esta categoría está el link building.

Tener una estrategia clara de link building es básico para el posicionamiento. Los enlaces entrantes son uno de los factores principales de Google para clasificar las páginas, de manera que debes trabajar en ello. Pero siempre hay que mantenerse dentro de los lineamientos del buscador. De lo contrario puedes ganarte una penalización.

  • Comenta en blogs y foros relacionados con la temática de tu propio sitio. No se trata de dejar un comentario solo con el enlace, sino de hacer un aporte de valor a lo que se está hablando. Adicional a eso, les dejas el link hacia alguna publicación tuya en la que puedan ampliar la información.
  • Enlazar hacia sitios de mayor autoridad que el tuyo te ayudará a ganar credibilidad.
  • Relacionarte con otros miembros de tu sector y acordar estrategias de guest posting, por ejemplo.
  • Crea perfiles en redes sociales para generar mayor tráfico y mantente activo en estas.
  • Envía enlaces en agregadores de noticias. Estos sitios ayudan a compartir contenido y, además, los usuarios pueden votar por tus publicaciones.

Si como propietario de un sitio web te has preguntado alguna vez qué estrategias te convienen más, desde aquí te aconsejamos invertir en el SEO orgánico, tardarás más tiempo en ver los resultados, pero a cambio tendrás una web de calidad y con mejores resultados.

¿Qué te ha parecido esta guía fácil para entender el SEO orgánico? Si la información te ha sido útil, compártela en tus redes sociales. Si necesitas ayuda para el posicionamiento de tu web, contáctanos y te ayudaremos.

Fuente infografía

Analiza tu web: Métricas y metas SEO que debes conocer
Tendencias de las e-commerce para el 2019
Marelys Torres

Publicaciones recientes

  • Marketing Online

Trucos para mejorar tu redacción web

El contenido de un sitio web es uno de los elementos más importantes. Pero debes preocuparte por hacerlo interesante y…

hace 2 días
  • Marketing Online

Diseño web: 6 etapas para crear un sitio web desde cero

En Posicionamiento Web Systems te hablaremos sobre las etapas para crear un sitio web desde cero. Conseguir un diseño web…

hace 7 días
  • SEO

Razones para incluir apps de mensajería instantánea en tu estrategia de marketing

El servicio es uno de los elementos más importantes para el crecimiento de cualquier marca. Las plataformas de comunicación rápida…

hace 1 semana
  • SEO

Analiza tu web: Métricas y metas SEO que debes conocer

En el marketing digital todo debe medirse, por eso en Posicionamientoweb.systems queremos darte detalles sobre algunas métricas y metas SEO…

hace 2 semanas
  • Marketing Online

Acciones que debes aplicar para que tu m-commerce tenga éxito

60 % del tráfico en e-commerce proviene del móvil y 2 billones de personas compran a través de estos dispositivos…

hace 2 semanas
  • Marketing Online

Cómo crear un vídeo branding efectivo

Los vídeos son cada vez más populares. Las empresas se han preocupado por integrar este formato a sus campañas. Incluso…

hace 3 semanas