La importancia del diseño en la web de empresa

La importancia del diseño en la web de empresa

El diseño web es uno de los factores más importantes dentro del éxito de una empresa que quiera desarrollar su actividad por el medio online. Se trata de la carta de presentación de la compañía, lo que dice mucho de su grado de profesionalidad. Así mismo, ayuda a prestar un buen servicio al cliente y a garantizar que la información sea de fácil acceso.

En plena era digital, los sitios web de las empresas se han convertido en su principal escaparate comercial. No solo permite ofrecer sus productos o servicios a los usuarios de forma directa, sino que refleja la imagen y los valores de la organización. Sin una web atractiva no es posible atrapar nuevos clientes. Por este motivo, cada día las compañías toman mayor conciencia de la necesidad de potenciar y optimizar el diseño de su web.

Factores del diseño que determinan la estrategia de marketing

Hay numerosos factores que se han de tener en cuenta a la hora diseñar un site en internet para que quede alineado con la estrategia de marketing que pretende llevar a cabo la compañía. La parte visual debe representar sus valores e identificar a la empresa, respetando siempre sus normas de identidad visual, como por ejemplo sus colores corporativos y sus tipografías.

Las imágenes deben ser rigurosamente seleccionadas en consonancia con el carácter comercial de la empresa.

El uso del color debe ser parte del plan de marketing, respetando en todo momento los colores corporativos.

Te puede interesar:  Importancia de relación entre creativos y expertos en marketing #Infografía

La tipografía es otro de los elementos que toma fuerza y protagonismo. Así como la composición.

Razones para confiar en un diseñador web

Dada la importancia del diseño web dentro de la estrategia de marketing, sobran los motivos para contratar los servicios de un profesional de la talla de Diego Aguiló, especializado en el diseño web con WordPress. Con un especialista como Diego los resultados no tardarán en llegar. No obstante, a continuación, se enumeran las principales razones para no dejar este asunto en manos inexpertas.

Calidad del trabajo

Como en cualquier otro servicio, el primer motivo para recurrir a un profesional del sector es la calidad del trabajo que se va a obtener. Confiar en un aficionado o incluso intentar hacer por uno mismo el diseño de la web sin tener conocimientos no solo resulta una pérdida de tiempo y dinero, sino que perjudica notablemente la imagen de marca y la percepción que van a tener los usuarios de la web y los clientes potenciales de la compañía.

Un diseño poco profesional hace que la web se presente como poco fiable, y eso es muy perjudicial a la hora de atraer público y convertirlo en ventas, como cabe suponer. La falta de confianza del usuario hará que no se decida a dar sus datos para realizar la compra y acabe abandonado la web y buscando otra de la competencia que le inspire mayor seguridad.

Mantenimiento y actualización

Otra de las ventajas de contar con los servicios de un diseñador profesional es la posibilidad de que siga realizando un trabajo periódico de mantenimiento y una actualización continuada con el paso del tiempo. Además, podrá encargarse de homogeneización de todo el estilo y todos los elementos de software y difusión de la compañía, incluidas las campañas de marketing. En este sentido, es muy probable que, más allá de la web, también se cuente con una aplicación corporativa. El diseñador se encargará de que esta herramienta también cumpla con los valores de la marca y sea fiel a su imagen corporativa.

Te puede interesar:  ¿Cómo usar las imágenes para vender más en tu ecommerce?

Posiciona mejor en los buscadores

Cuando se habla de lo esencial que resulta el trabajo de un diseñador web, no se atiende solo a la parte puramente estética. Cabe destacar que también se incluyen en este apartado los aspectos técnicos, pues son los encargados de optimizar los resultados en los buscadores. De este modo, un buen diseño ayuda a que la web se más visible y, por tanto, reciba más visitas.

Por este motivo, para aparecer en los primeros puestos de los resultados de los motores de búsqueda, se necesita contar con un buen diseño, que esté optimizado y sea responsive para todos los dispositivos, algo básico para el SEO. Solo los profesionales de este sector pueden alcanzar estos objetivos y que la web cumpla las expectativas de sus clientes.

Tal y como sea podido ver en este artículo, el diseño de una web corporativa es tan importante para el éxito de la empresa que solo se debe depositarse en manos expertas.