¿Cómo evitar que copien el contenido de tu web?

Cómo evitar que copien el contenido de tu web

Todo el esfuerzo que haces para crear tus publicaciones puede que no valga de nada si alguien más las roba. Y esta es una práctica que se ve mucho en internet. Por eso, te contamos cómo evitar que copien el contenido de tu web. ¿Te ha pasado antes? Revisa estos consejos.

¿Por qué es un problema el robo de contenido?

En primer lugar no es una práctica legal, porque se trata de plagio. Esto significa que otra persona aprovecha tu propiedad intelectual para su beneficio, pero sin tu consentimiento. Así que este es el primer motivo para evitar copiar contenido de otros sitios web y proteger el tuyo.

Copiar o robar contenido de otros también da origen al contenido duplicado, y en internet esto se convierte en otro problema.

Tener contenido duplicado afecta el posicionamiento web en Google y genera problemas de reputación, aunque seas tú quien ha creado el contenido original.

El contenido duplicado es uno de los problemas SEO más comunes y debemos prestarle atención. Aún así, muchas veces lo descuidamos y no revisamos si alguien más copia nuestras publicaciones o, incluso, si nosotros mismos lo hemos hecho en nuestro sitio.

Se le considera como una práctica de black hat SEO y como tal es necesario evitarla.

buscar contenido duplicado

¿Qué es el contenido duplicado?

Primero, repasemos el concepto de contenido duplicado en internet. Se trata de textos, imágenes u otros formatos que se utilizan en un sitio web sin autorización del creador o sin citar a la fuente original.

Lo que ocurre aquí es que tienes dos URL distintas con contenido igual o muy similar.
Cabe destacar que copiar todo el contenido o solo una fracción de este se considera plagio. Por lo tanto, en cualquiera de los dos casos tendrá la misma consecuencia.

Es necesario señalar que hay quienes copian el contenido en pleno conocimiento de que no se puede hacer. Sin embargo, hay otros que no tienen claro que está mal, que no están familiarizados con este concepto ni con el manejo de la información en internet.

Te puede interesar:  Cómo destacar los métodos de atención al cliente en Google

Por ejemplo, supongamos que una tienda online que vende pantalones vaqueros ha copiado la descripción del producto del sitio web del fabricante. Eso califica como contenido duplicado, se penaliza y el desconocimiento no exime de la culpa.

Entonces, para evitar este problema lo principal es crear contenido original. Y si tomas contenido o ideas de otro sitio, pide autorización antes de hacerlo y cita la fuente.

Además, debes estar atento a tus propias publicaciones para detectar si alguien más las usa sin tu conocimiento. No obstante, la mejor acción es prevenir, porque una vez que aparezcan las consecuencias, es complicado revertirlas.

Tipos de contenido duplicado

En internet se pueden identificar dos tipos de contenido duplicado:

  • Interno: es aquel contenido que aparece duplicado dentro de un mismo dominio; por ejemplo, fichas de productos repetidas. También puede ocurrir que al tener una versión de la web para ordenador y otra para móvil, se genere contenido duplicado.
  • Externo: es el que se copia de forma total o parcial para utilizarse en una web distinta a la fuente original. Es decir, la información a aparece en dos dominios diferentes.

Esto quiere decir que no solo debes aprender cómo evitar que copien el contenido de tu web; sino que debes asegurarte de no hacerlo tú mismo en tu sitio.

¿Cómo evitar que copien el contenido de tu web?

Copiar las publicaciones de otros implica muchos riesgos para ambas partes. Por eso, no solo hay que entender que hacerlo está mal, sino que debes proteger tu sitio para evitar el plagio.

Aplica estas acciones para hacer que sea más difícil copiar el contenido de tu web.

Indexa las páginas al publicarlas

Arriba mencionamos que los bots de Google no diferencian qué sitio publicó primero si encuentra dos páginas iguales. Sin embargo, hay una manera de indicarlo y esto lo haces enviando tu contenido a Google apenas lo publiques.

Avísale a Google que tienes una nueva página a través de Google Search Console. Con esta herramienta puedes solicitar la indexación de la URL nueva cada vez que hagas una publicación.

Controla la información en los feed

Alguien puede estar robando tu contenido a través del Feed RSS, pero lo evitarás si controlas lo que aparece en estos. En este sentido hay varias acciones que puedes hacer.

Primero, coloca los derechos de autor en cada entrada. Si bien esta no es una medida infalible, existe la posibilidad de que persuada a quien pretenda cometer el plagio.

Te puede interesar:  Métricas SEO para conocer el impacto de tu web #infografia

Te mostramos otras dos maneras para que sepas cómo evitar que copien el contenido de tu web a través de los feeds.

La segunda alternativa es limitar el contenido que aparece en el feed. Para ello, cambia los ajustes de las entradas para que aparezca un extracto y no el texto completo. Al hacer esto, obligas a que deban abrir el enlace para tener acceso a la información.

La última alternativa sería eliminar el feed rss, recuerda que estos recursos permiten saber cuándo se actualiza un blog. De manera que los ladrones de contenido pueden utilizarlo para enterarse cuándo haces una publicación al momento. Y, a través de bots, hacer que lo publiquen de forma automática en su propio blog.

Entonces, desactivando los feeds previenes que roben el contenido por medio de estos bots. Y con ello, también reduces el riesgo de que indexen tu contenido antes de hacerlo en tu web.

Protege los recursos gráficos

Muchas veces nos preocupamos solo por el plagio de textos, pero también hay que proteger las imágenes, gráficos y audiovisuales.

Hay una manera muy simple de hacer esto y es colocando una marca de agua a este tipo de contenido. Aquí puedes incluir el logo de la marca, el nombre o los derechos de autor.

La razón por la que funciona es que la marca de agua es difícil de quitar y eso puede persuadir a otros de tratar de usarlos.

Bloquea la opción para copiar en tu web

Hay plugins que te permiten desactivar el clic derecho del mouse. De esta manera, al seleccionar un texto, no podrán copiarlo. Incluso hay complementos que evitan que se pueda hacer la selección.

Es una manera rápida y fácil de evitar el plagio en tu sitio que, además, resulta molesto para quienes intentan hacerlo.

Como el resto de las acciones que hemos mencionado, es más bien una forma de evitar el robo de la información. Lo que no significa que no vayan a buscar otra manera de hacerlo. Pero mientras más difícil se lo pongas, es más probable que desistan de hacerlo.

Comprueba si tienes duplicado

Controlar tus publicaciones te permitirá verificar el contenido duplicado, bien sea en tu propio sitio o que otros hayan copiado.

Hay herramientas SEO que hacen esta tarea. Por ejemplo, Screaming Frog te servirá para encontrar contenido duplicado en las páginas de tu propia web. TinEye y Google Imágenes son recursos que te permiten hacer búsquedas de imágenes en reversa, y así saber si alguien más las ha usado.
búsqueda de imágenes en reversa

Te puede interesar:  Cómo promocionar los post de tu blog

Para saber si alguien ha copiado los textos puedes hacer un rastro en CopyScape o Plagiarisma.

También te puedes apoyar en los comandos de Google. Una opción sería colocar una frase de alguno de tus post entre comillas. Si hay algún sitio con esa frase exacta, el buscador te lo mostrará.

¿Qué hacer si te han robado contenido?

La primera acción que deberías tomar si descubres que han usado tu contenido sin autorización es escribir al webmaster del sitio. Plantea la situación y pídele que agregue el enlace a la fuente original y la atribución, o que elimine el contenido.

Si no puedes comunicarte con el webmaster o no recibes respuesta, también puedes escribir al hosting. Ellos pueden tomar acciones si demuestras el plagio.

La siguiente alternativa es acudir a Google. A través de la página de soporte es posible denunciar que alguien ha robado tu contenido. Al recibir la denuncia informarán acerca de la misma. Si no se corrige la situación, entonces pueden penalizar al sitio.

Consecuencias de tener contenido duplicado

Tener contenido copiado en una web no genera ningún tipo de beneficio, al contrario puede traer problemas con Google, con los usuarios y con el creador del contenido.

A ningún creador le va a gustar que alguien más se aproveche de su contenido sin autorización. Por lo tanto, puede actuar de varias formas ante quien haya cometido el plagio. Puede, por ejemplo, hacerle un reclamo directo o denunciarlo ante Google.

En cuanto a los usuarios, el mayor riesgo es perder reputación cuando alguien encuentra dos páginas con el mismo contenido. Ante ese caso, la probabilidad de que un lector vuelva a tomar alguno de los dos sitios como fuente es muy baja o nula.

Respecto al buscador, es posible que tengas problemas para indexar en Google o que no se muestre tu contenido.

Google busca entregar contenido de calidad a los usuarios; y si quieres aparecer o mantener tu posición en la SERP, entonces debes hacer publicaciones originales, que aporten valor a los lectores.

Si Google encuentra varias páginas con contenido duplicado SEO, vendrá una penalización. Hay que resaltar aquí, que el castigo puede ser en contra del autor original ya que los bots no detectan quién publicó primero.

Lo que ocurrirá es que si un sitio de más autoridad plagia tus publicaciones, Google puede pensar que es el autor y te penaliza a ti.

Además de recibir una sanción, no aparecer en la SERP del buscador provocará que caiga el tráfico que llega a tu sitio desde las búsquedas orgánicas.

Si quieres entender mejor cómo Google trata el contenido duplicado, mira el siguiente vídeo:

Ahora sabes cómo evitar que copien el contenido de tu web. Estas medidas contribuirán a mantener tu sitio seguro. Contáctanos si necesitas ayuda con la optimización y estrategia de contenido de tu web.